ActualidadCiudad de Buenos AiresNaciónProvincia de Buenos Aires

El derrumbe de la clase media argentina

En el marco de la severa crisis económica y sanitaria que está viviendo la Argentina como consecuencia de la cuarentena más larga del mundo, el especialista en consumo, Guillermo Oliveto, hizo declaraciones periodísticas y se refirió al ingreso promedio de la clase media, al aumento de la pobreza, a la reconfiguración de los consumos y al futuro del país.

A continuación las principales definiciones del especialista en consumo, Guillermo Oliveto:

«La clase media gana desde $40.000 mensuales por familia».

«Si tomamos los indicadores entre 2012 y 2020, el PBI cayó 13%; la inflación fue 1.438%; la pobreza pasó del 26% al 42%; y el mercado de alimentos cayó 10%, medido en unidades. Entonces, cuando uno toma los indicadores estructurales comprueba la degradación que viene transitando el país, y esto por supuesto impacta en la economía de la calle».

«Yo rechazo la idea de que la clase media se murió. porque básicamente la reserva moral y ética del país consiste en creer que la plata se gana trabajando, y desde ese lugar es de donde se puede construir la recuperación».

«Aunque el 75% de los argentinos se sigue identificando de clase media, sólo el 17% sigue perteneciendo a ese segmento. Claramente los consumos se diferencian cada vez más, porque la realidad económica es muy diferente entre esos dos segmentos. Hay deseos, en el fondo, que creo que son mucho más homogéneos que las posibilidades concretas de realizarlos. El punto es que la clase media baja o media frágil también está comenzando de alguna manera a reconfigurar sus deseos. Viajar es un gran objeto de deseo de la clase media: tal vez en alguno de los ciclos históricos de dólar barato viajó al exterior, pero hoy la clase media baja casi que lo sacó del mapa. O, en 2017 que había vuelto el crédito hipotecario, la clase media baja lo había puesto en su mapa como una posibilidad de tener un bien tan relevante para este país como es la vivienda propia. Eso hoy no existe más para la clase media baja o media frágil».

«Lo que tenés es una clase media alta que expresa el arquetipo histórico de la clase media: poder irse de vacaciones, tener vivienda propia, vivir dentro del mundo de lo privado: la prepaga, el colegio, tener un auto, mandar a los chicos a la universidad… Ahora, eso hoy lo expresa fuerte el 17% del total de la población».

«El otro 28% es la clase media baja o frágil, que es hija del final de los ’90, de la crisis de 2001-2002, de los períodos históricos de crisis, con devaluaciones y momentos de alta inflación. Es decir, que se viene resquebrajando hace años y que el golpe de la pandemia más la cuarentena lo sintió mucho, porque es la que necesita salir a la calle para poder generar su sustento. En muchos casos ahí hay autónomos, cuentapropistas, gente que trabaja en el comercio, independientes, también hay informalidad… Hay mucha menos red de protección y de contención».

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *