ActualidadCiudad de Buenos AiresNaciónProvincia de Buenos Aires

Noticia Política 3D: Video: Argentina: Los grandes problemas de la clase media

El especialista en consumo, Guillermo Oliveto, hizo declaraciones periodísticas. Qué dijo. Las principales definiciones.

En el marco de la grave crisis económica que está viviendo la Argentina como consecuencia de la falta de confianza hacia las políticas del cuarto gobierno kirchnerista, el especialista en consumo, Guillermo Oliveto, hizo declaraciones periodísticas y se refirió a la situación de la clase media y al recorte en los ingresos de la población.

A continuación las principales definiciones del especialista en consumo, Guillermo Oliveto:

“La clase media se asume como una clase media empobrecida, donde hay que elegir qué recortar, una elección que empieza a operar en la escasez. ¿Qué quiere la clase media? Seguir siendo clase media. La aspiración de máxima es no perder lo que tiene. La de mínima, perder lo menos posible. Es una clase media que se siente bajo amenaza y está a la defensiva”.

“La movilidad descendente de la clase media tiene un arrastre desde finales de los 90 y con la crisis de 2001-2002. Hablamos de gente que estaba en lo que hoy definimos como clase media alta y cayó y no se pudo volver a recuperar y pasó a una clase media baja que hoy es la mayoritaria, con 28% de hogares contra 17%, que viven en la restricción y tiene una gran tensión entre lo que quiere y lo que puede”.

“Durante la pandemia y la cuarentena, mucha clase media baja perdió capital y tuvo que vender o dólares o bienes, y luego impactó el nuevo salto inflacionario con una precariedad laboral creciente. Con gente que tiene trabajo pero que les cuesta seguir a la inflación. Todos nos empobrecimos en dólares pero hay mucho menos resto entonces para esa clase media baja. La gran trilogía del gran deseo, comprar una casa, un auto 0 km o irte de viaje al exterior, como proyecto cada vez le queda más lejos, más utópico a la clase media”.

“Esta situación genera frustración, desgano y tensión pero, al mismo tiempo, la clase media busca consumos de corto plazo. Comprar bienestar, sentirse bien un rato, ir al teatro, a un recital, salir a comer una pizza. Este es un fenómeno de la pos-pandemia, la clase media tratando de sanar y sanar. Pero, atención, porque eso era con una inflación a 60%. Con la presunción de una inflación al 90%, en el segundo semestre, con medidas que tiene componentes de ajuste, va a haber más pérdida de poder adquisitivo”.

“Para la segunda parte del año, habrá una caída en el consumo por varios motivos: Alta inflación, suba de tasas de interés y un aumento de tarifas. La gente viene de bajar mucho la vara porque pasó por una situación espantosa que fue todo el sufrimiento emocional de la pandemia. Obviamente la segunda parte va a ser más difícil que la primera”.

“El 75% de la población cree que el año que viene la cosa va a estar peor. Hay una mirada negativa y pesimista sobre el entorno. La gente ve un entorno oscuro y se refugia en burbujas para encontrar algo de luz. Hay ratos de alegría en un contexto complejo y que se vuelve cada vez más difícil. El resto también quiere, pero tiene un registro más de frustración porque puede menos, aunque tiene la misma demanda porque tiene la misma necesidad de sanar. Es una sociedad de duelo por la catástrofe de la pandemia. Los jóvenes tienen una decepción muy grande, y tratan de llevarla cómo pueden, pero es donde está más fuerte la idea de irse al exterior. Todos aquellos que tienen menos de 40 años nunca vieron este nivel de inflación. El último salto grande fue en 1991. Una cosa es un 25 o 30 por ciento. Pero 80 y subiendo es un juego nuevo”.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *