ActualidadCiudad de Buenos AiresLegislativoNación

Paula Oliveto: “En el Gobierno Nacional dicen que la patria es el otro pero solo para beneficiarse ellos”

En el marco de la gestión legislativa, la Diputada Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Paula Oliveto (Juntos por el Cambio), hizo declaraciones periodísticas y se refirió a la designación de Martín Soria como Ministro de Justicia, a la situación de la Provincia de Formosa y a su vez criticó en fuertes términos al Jefe de Gabinete del Gobierno Nacional, Santiago Cafiero.

A continuación las principales definiciones de la Diputada Paula Oliveto:

«La designación de Martín Soria como Ministro de Justicia nos demuestra que quien decide es Cristina Kirchner. La constante erosión a la autoridad presidencial viene de su propia Vice, empeñada en demostrarnos que quien gobierna es ella. Anclados al pasado no se construye futuro».

«Mi solidaridad con el pueblo de Formosa. El autoritarismo va de la mano de la violación a los Derechos Humanos. Ver el dolor de las mujeres peleando por sus hijos deja desnudos a los ministros que recibían sonrientes a Insfran. Las palabras se desvanecen mostrando la crueldad».

«Santiago Cafiero en medio de una crisis terrible tiene tiempo para hacer chistes sobre el libro de Mauricio Macri. ¿Por qué no se pone a trabajar?. La situación para los argentinos es tan difícil que no nos merecemos dirigentes tan básicos que ponen su energía en dividir y no en sumar».

«Que vergüenza y asco me dan las palabras de Pietragalla. Habla de sus valores y que permanezca en su cargo habla de los valores del espacio político que representa. Para él la reprensión es culpa de los medios y la oposición. De defender a Gildo no se vuelve. Patético».

«¿Al Gobierno Nacional no les da asco lo qué pasa en Formosa? Pietragalla entregó los derechos humanos de los formoseños por su cargo y poder. Para el Presidente, Insfran es un modelo a seguir. Después dicen que la patria es el otro pero solo para beneficiarse ellos».

«Se victimiza el Presidente cuando las verdaderas víctimas son los desocupados, los comerciantes, los que no comen todos los días, los que esperan la vacuna que no llega, los enfermos, los que murieron en soledad, las víctimas de inseguridad. El Presidente no es víctima».

«Estamos viendo cómo se radicaliza el discurso de quienes tienen la obligación de gobernar para todos. Es triste y peligroso el rol del Presidente. Van por todo y con los peores métodos. La búsqueda de impunidad y la descalificación al que piensa distinto no son buenas señales».

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *