ActualidadNación

La inflación descontrolada presiona sobre el cepo cambiario

El informe de la Consultora Analytica señala que el Gobierno está obligado a hacer modificaciones en la política económica. Las principales conclusiones.

En el marco de la grave crisis económica que está viviendo la Argentina, con una inflación descontrolada, con un fuerte aumento de la pobreza e indigencia y con un salto del dólar blue, desde la Consultora Analytica analizaron la situación actual.

A continuación las principales conclusiones de la Consultora Analytica:

  • El aumento de precios alcanzó +6,7% en marzo. Las tres divisiones de precios (núcleo, estacionales y regulados) crecieron por encima del 6%. A partir de estos resultados, el gobierno está obligado a hacer modificaciones en la política económica. Y entre ellas esperamos un endurecimiento del cepo cambiario.
  • En la primera revisión con el FMI la meta de acumulación de reservas está garantizada por el desembolso del organismo y otros organismos multilaterales. Sin embargo, enciende una luz de alarma que durante los tres primeros meses del año a pesar de que los precios de las exportaciones y los términos de intercambio se encuentran en máximos, el Banco Central terminó con una posición vendedora de dólares en el mercado de cambios (U$S -48 millones).
  • El causante son importaciones en niveles muy elevados a pesar de las limitaciones que sufren algunos sectores para abastecerse de bienes e insumos desde el exterior. En declaraciones recientes, el vicepresidente segundo del BCRA, Jorge Carrera, adelantó un dato clave: las importaciones de bienes en marzo alcanzaron los U$S 7,1 mil millones, un récord absoluto para el mercado único y libre de cambios desde su existencia (2003). El valor más alto hasta marzo había sido en agosto de 2013, U$S 6,9 mil millones.
  • El gobierno tiene dos formas de ajustar las importaciones, un aumento importante en la depreciación del Peso o profundizar el cepo cambiario. Producto del fuerte aumento de los precios durante el primer trimestre (+16%) la primera opción no es viable. A su vez, porque gracias a la ayuda de Brasil -el tipo de cambio bilateral con nuestro principal socio comercial se depreció 15% desde enero- el equipo económico puede cumplir la meta acordada con el FMI de mantener constante el tipo de cambio real respecto a diciembre del 2021. La cotización dólar futuro a diciembre implica una devaluación del 40% mientras nuestra proyección de aumento de precios desde abril al último mes del año es del 42,5%.
  • En consecuencia, como mencionamos en informes anteriores el crecimiento de las importaciones para este año tiene un techo del 7,5% y eso implica profundizar el cepo cambiario, sobre todo viendo la dinámica durante el primer trimestre (+44,3% i.a.). Para cumplir la meta establecida por el Banco Central el promedio de importaciones mensual para los próximos meses debería ubicarse alrededor U$S 5.800 millones.
  • ¿Hasta qué nivel necesita profundizar el cepo cambiario el gobierno? Para contestar esta pregunta realizamos una simulación con nuestro modelo de consistencia macroeconómica. Podemos observar que entre el 2014 y el 2015 el requerimiento unitario de importaciones cayó a pesar de la apreciación cambiaria (-8,5%). Eso fue posible a través de un férreo control de importaciones en la aduana mediante licencias no automáticas y declaraciones juradas anticipadas. Sin embargo, desde el 2020 las compras al exterior respecto al nivel de producción de bienes transables tienen una tendencia creciente.
Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *