ActualidadLegislativoNación

El Presidente Macri abrió el 137° período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional

En el marco de la gestión al frente del Gobierno Nacional, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, expuso esta mañana ante los diputados y senadores nacionales el mensaje de apertura del 137° Periodo de Sesiones Ordinarias del Congreso en el marco de la Asamblea Legislativa que se realizará a partir de las 11.

La ceremonia contó también con la presencia del Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y del resto de ministros del Gabinete Nacional, gobernadores, jueces de la Corte Suprema de Justicia,  los máximos jefes de las Fuerzas Armadas y de seguridad  y representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, entre otras autoridades.

https://www.youtube.com/watch?v=XgmbfPKgf80

A continuación las principales declaraciones del Presidente Mauricio Macri

“Queridos argentinos, hablarles hoy para inaugurar el último año de este mandato es para mí igual de emocionante que cuando les hablé en diciembre de 2015. Ese día les dije que a la Argentina la íbamos a sacar adelante entre todos”.

“Esa fue la decisión más valiente que tomamos juntos. Nos propusimos cambiar nuestro país en serio. Decidimos dejar de patear los problemas para adelante para empezar a mirar la realidad de frente”.

“Entendimos que el país depende de nosotros y de nadie más.”

“¿Cuántas veces en nuestra historia elegimos el camino del atajo y siempre terminamos pagando las consecuencias? No hablo de la herencia recibida, hablo de algo más profundo”.

“Todos entendimos las consecuencias de no cambiar, de seguir tapando agujeros sin enfrentar los problemas estructurales de fondo. Por eso tomamos la decisión de hacer juntos lo que durante muchos años ninguna generación se animó a hacer”.

“Cambiar en serio implica enfrentar dificultades”.

“Parte de las transformaciones que estamos haciendo tienen que ver con estar preparados y fuertes para enfrentar nuevas tormentas”.

“Juntos estamos construyendo los cimientos más profundos. Con obras que empiezan y terminan, que valen lo que cuestan. Con rutas y autopistas más seguras. Con trenes, puertos y aeropuertos que conectan el país.”

“Estamos construyendo los cimientos más profundos con conectividad en hogares, escuelas y municipios donde antes no llegaba Internet. Y con debates que nunca habíamos dado como sociedad, y que muestran que los argentinos maduramos”.

“Los cambios más profundos requieren paciencia, pero lo que estamos logrando los argentinos es enorme, porque estamos haciendo crujir estructuras viejas y oxidadas”.

“Lo que estamos haciendo no tiene vuelta atrás, porque el paso que dimos implica pensar y vivir de una nueva manera”.

“Ya no nos da todo lo mismo. Ya no aceptamos que nos mientan, que nos oculten datos relevantes o que pongan en jaque la institucionalidad de nuestra democracia. Ya no creemos en soluciones mágicas porque sabemos que las soluciones profundas llevan tiempo”.

“Si estoy liderando este camino de largo plazo, es porque los argentinos decidimos avanzar”.

“Si pudimos dejar atrás momentos malos como los que pasamos, es gracias a todos ustedes”.

“Era necesario empezar por lo más básico, por los cambios profundos, los cambios de fondo. Y hoy podemos decir que la Argentina está mejor parada que en el 2015”.

“Estar mejor no significa que estemos donde queremos estar, sino que salimos del pantano donde estábamos. Que sea difícil y que lleve más tiempo no quiere decir que sea imposible, sino que lo que estamos haciendo es importante, de verdad y para siempre”.

«Por primera vez enfrentamos como país las dificultades sin apelar a soluciones demagógicas y que comprometiesen el largo plazo. Sin default ni cepos artificiales».

«La pobreza no desaparece porque se la deje de medir. Recuperamos el INDEC y volvimos a ver la realidad».

«Los chicos son los más golpeados por la pobreza. Por eso hemos decidido aumentar a partir de este mes un 46% la AUH, que hoy tiene 4 millones de beneficiarios”.

«No se es pobre solamente por lo que se gana a fin de mes. Esa es solo una de las dimensiones de la pobreza, la del bolsillo. Pero ese núcleo duro de pobreza estructural tiene que ver también con la libertad y la dignidad perdida”.

«Fuimos a las raíces del problema, para que la pobreza estructural empiece a bajar. Y empieza a bajar cuando hay un Estado que se propone cambiar en serio. Y se cambia en serio cuando se termina el clientelismo y el uso político de los pobres».

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *