ActualidadNaciónProvincia de Buenos Aires

Tandil, una ciudad para enamorarse

Ubicada en la Provincia de Buenos Aires, es un excelente destino que merece ser visitado en cualquier momento del año. Todos los detalles.

En el marco de la oferta turística que ofrece la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Tandil es un excelente destino que merece ser visitado.

Asimismo, es importante tener en cuenta que en la actualidad, la Ciudad de Tandil dejó de ser un destino turístico estacional o de Semana Santa, para pasar a ser un destino de todo el año, con mucha afluencia de turistas durante los fines de semana largos, en especial, los feriados puente. La ciudad es muy elegida tanto en estaciones intermedias, como en verano e invierno.

A su vez, la muy interesante oferta de restaurantes, cafés, bares, fast food y cervecerías ha venido creciendo durante los últimos años acompañados por una variada propuesta de comida regional, internacional y de distintos países y sabores.

En este contexto, y a partir de la presencia de un cerro la naturaleza invita a jugar con la imaginación. Con los ojos entreabiertos y un valle reflejándose en nuestra pupila se presenta ante nosotros la mágica ciudad serrana. Estamos ahí, siendo parte de un atardecer, buscando impregnarnos de aromas, colores, sabores para salir a recorrerla con todos los sentidos a flor de piel.

Así se despliega este destino entre sensaciones, silencios, naturaleza, encuentros, música, misterios y espacios únicos por descubrir. Solo quienes se dan la oportunidad pueden adueñarse de una parte única de este lugar. La magia se estampa en cada paisaje recorrido, cada plaza o parque tiene un banco que lo estará esperando bajo la sombra de los árboles, invitándolo a conocer desde otro ángulo esta increíble ciudad, Tandil, que significa nada menos que Latir.

El Centinela, La Movediza, El Cerrito, El Cristo de las Sierras, El Calvario y otros tantos puntos estratégicos lo estarán esperando para vivir una puesta de sol, tomar unos mates y sentir que la ciudad está diseñada para el visitante.

Si busca tener un día tallado de diferencias lo ideal es llegar hasta las Senda de Las Animas, que no solo es muy conocida por su historia, impregnada de leyendas sino que es punto clave para mirar cómo se tiñe el cielo de colores mientras llega el atardecer. La misma recorre 6,2 kilómetros entre caminos zigzagueantes donde podrá sumergirse en bicicleta o caminando en diversos escenarios naturales que se distinguen notablemente de los demás paseos. Una cueva lo sorprenderá, como así también largas pircas y ruinas de viviendas que datan del siglo XVIII. Allí la noche lo puede sorprender e invitarlo a observar un escenario salido de un cuento, una luna llena sobre los cerros acompañada de miles de estrellas que sólo en el cielo de Tandil puede experimentarse.

Para todos estos motivos, la Ciudad de Tandil merece ser visitada en cualquier momento del año para disfrutar de su naturaleza y de la hospitalidad de sus habitantes.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *