ActualidadCiudad de Buenos AiresNaciónProvincia de Buenos Aires

Por la cuarentena obligatoria, la pobreza creció del 35% de la población argentina a casi el 50%

Debido a la cuarentena obligatoria decretada por el Presidente Alberto Fernández, la pobreza creció del 35% de la población argentina (cifras oficiales de 2019) a casi el 50% actual.

Como tantas argentinas y argentinos, Yamila Caballero, de 22 años de edad, a partir de la cuarentena obligatoria pasó a depender de los comedores comunitarios para poder alimentarse. El aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional dejó en suspenso su trabajo como repartidora en una panadería. Sus últimos ahorros los usó para comprar alimentos para su madre, de 65 años, recién operada de la vesícula.

En relación a esta crisis que muchos ya la comparan con la crisis de 2001, la ciudadana Yamila Caballero afirmó: “Anoche me acosté sin cenar, pero a las tres de la madrugada no aguantaba más el hambre y abrí el último paquete de salchichas que guardaba para mi mamá. Me comí tres. Hoy me levanté tarde para no desayunar e ir directa a conseguir almuerzo”, sostuvo Yamila Caballero.

El Gobierno Nacional debe entender que los 10.000 pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que reparte no son suficientes para garantizar comida, ropa y techo. Muchos inquilinos no pueden pagar los alquileres, muchos argentinos racionan al máximo el gas porque no pueden pagar una nueva garrafa y cientos de miles de familias comienzan a acumular múltiples deudas.

Un vecino del Conurbano Bonaerense llamado Oscar cuenta que «en la Provincia de Buenos Aires están robando como nunca, hasta comida. El otro día robaron una olla de la cocina”. A su vez en una pizzería de la zona sur del Conurbano Bonaerense afirman que «los pedidos han caído muchísimo. Hay días que no reciben ni un solo pedido».

En un comedor comunitario afirman que «los niños y mujeres tienen prioridad en el reparto del guiso de lentejas, que se termina en menos de diez minutos».  A su vez desde el comedor sostienen que su principal preocupación hoy es cómo afrontar el alza del precio de los alimentos y cómo aumentar el número de raciones para el siguiente día.

Desde otro comedor comunitario remarcaron: “Sostenemos comedores y merenderos que tienen el triple de personas que vienen a comer y hace casi un mes que no recibimos alimentos por parte del Gobierno Nacional”, puntualizaron y agregaron: “Estos comedores cumplen la función de contener a los compañeros en los barrios para que no tengan que salir. Es un desastre, dejaron de enviar alimentos para los comedores y merenderos”.

La realidad del subdesarrollo de la villas del Conurbano Bonaerense, históricamente postergadas y en condiciones de hacinamiento, donde cientos de miles de familias viven sin agua corriente, sin cloacas, con graves problemas de higiene, y con una inseguridad severa, hizo que tanto el Gobierno Nacional del Presidente Alberto Fernández como el Gobierno Provincial del Gobernador Axel Kicillof asumieran desde el primer momento que el aislamiento familiar no podría llevarse a cabo, y que el concepto de “cuarentena comunitaria” sea instalado por los propios ministerios de Salud de la Provincia y de la Nación. Y como consecuencia de este concepto, las cifras de muertos y contagiados están creciendo en forma exponencial.  84.919 casos confirmados de contagios de coronavirus sólo en la Provincia de Buenos Aires y 2.702 muertes de coronavirus en todo el país dan cuenta que el concepto utilizado por el Gobierno Nacional y por el Gobierno Bonaerense no fueron los correctos.

Grafico.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *