ActualidadCiudad de Buenos AiresNaciónProvincia de Buenos Aires

Plan Nacional de Red de Agua Potable, cloacas y obras para evitar inundaciones

En el contexto de la gestión del Gobierno Nacional, el Poder Ejecutivo elaboró un informe sobre los tres primeros años del gobierno, dividido en diferentes ejes.

AGUA, CLOACAS E INUNDACIONES

Síntesis

  • El agua potable y las cloacas mejoran la calidad de vida de las personas y son fundamentales para un desarrollo humano alto y una vida saludable. El Gobierno aspira a que para 2025 el 100% de la población urbana tenga agua corriente y el 75%, cloacas.
  • Para ello está ejecutando junto a las provincias y los municipios el Plan Nacional de Agua, y la priorización de las obras está orientada no por criterios políticos sino por la evaluación objetiva de cada lugar y de las necesidades de sus habitantes.
  • El Gobierno encontró una política de agua y saneamiento sin planificación y con décadas acumuladas de desinversión. Las obras, si se llegaban a hacer, se pensaban no con criterios técnicos sino por conveniencia política o personal de los funcionarios. En muchos casos quedaban abandonadas a medio construir o eran vandalizadas poco después de su inauguración.
  • En 2015 el 87% de los argentinos tenía acceso a agua corriente y el 58% a cloacas. En estos tres años esa cobertura pasó al 88,6% y 62,5%, respectivamente, con el objetivo (y el presupuesto aprobado para ello) de llegar a 90% y 65% a fines de 2019.

ObradeCloacas

  • En el Área Metropolitana de Buenos Aires se está haciendo la obra de agua y cloacas más importante desde 1944, con las mejoras en el Sistema Matanza Riachuelo, que en 2023 beneficiarán a más de 4,5 millones de personas y evitarán el vuelco de líquidos cloacales en el Riachuelo, la principal fuente de contaminación del río.
  • Además, para fin de 2019 se habrán terminado 140 obras para prevenir inundaciones, con más de 100 centros urbanos y más de tres millones de hectáreas productivas protegidas.
  • Desafíos pendientes: Fortalecer el trabajo interprovincial sobre cuencas y avanzar con las nuevas áreas de riego, que llevarán agua, producción agropecuaria y empleo a zonas áridas de todo el país.

LA HERENCIA RECIBIDA

  • En diciembre de 2015, de los 3,9 millones de personas que residían en áreas urbanas, el 87% tenía acceso a agua por red pública y el 58% a cloacas. Este promedio disimulaba inequidades de acceso a los servicios a nivel regional y dentro de las jurisdicciones provinciales. El crecimiento de la población, las elevadas pérdidas por la falta de mantenimiento de las redes y la mala planificación agudizaron el déficit de agua en áreas con escasa cobertura, en particular en el conurbano bonaerense. Menos del 20% de las aguas servidas eran tratadas antes de su descarga final.

Plan Nacional de Red de Agua Potable-3

  • El Gobierno se encontró con una absoluta falta de planificación y con décadas de desinversión. La provincia de Corrientes, por ejemplo, no había recibido ni un peso en doce años para obras contra inundaciones porque el gobierno provincial no respondía a los intereses del Gobierno Nacional, a pesar de que las inundaciones afectaban a gran porcentaje del territorio correntino.
  • Las obras hídricas estaban paralizadas en un gran porcentaje por falta de pagos, frenados a principios de 2015. Barrios enteros debieron padecer calles cortadas y veredas abiertas que les impedían acceder a sus hogares porque la obra había sido paralizada. Un caso paradigmático es el Arroyo Boquerón, en Morón. Obras fundamentales como el Segundo Acueducto del Chaco o la (recientemente finalizada) presa del Bolsón también padecían atrasos en los pagos, que frenaban su avance.
  • En la provincia de Buenos Aires, plantas de tratamiento financiadas con créditos internacionales habían sido vandalizadas y abandonadas al mes de haber sido finalizadas. En algunas regiones se encontraban plantas de tratamiento al 10% de su capacidad porque no habían sido contempladas las redes cloacales. Toda la inversión destinada a mejorar la calidad de vida de los bonaerenses fue desperdiciada por la falta de cuidado y planificación.

Plan Nacional de Red de Agua Potable-2

ACCIONES DEL GOBIERNO

  • En este marco se diseñó el Plan Nacional de Agua (PNA), cuyo primer eje tiene como objetivo alcanzar una cobertura del 100% de agua potable y del 75% de saneamiento (redes cloacales y plantas de tratamiento) a nivel nacional. Desde que se lanzó el plan, la población urbana con disponibilidad de agua de red pública creció 1,6 puntos porcentuales (a 88,6%), mientras que entre 2010 y 2015 había crecido un sólo punto porcentual.
  • Además, mientras la población en vivienda particular en áreas urbanas con disponibilidad de servicio de desagüe cloacal creció cinco puntos porcentuales entre 2009 (53%) y 2015 (58%), desde la implementación del PNA, el aumento fue de 4,5 puntos, hasta el 62,5%. Es decir: casi se duplicó la velocidad de crecimiento de la cobertura cloacal.

Plan Nacional de Red de Agua Potable-1

  • Entre 2016 y 2018 se incorporaron 817.000 habitantes a la red de agua potable y 1,5 millones a la red de cloacas.
  • En noviembre de 2018 se habían finalizado más de 400 obras de agua y cloacas y se estaban ejecutando otras 105 obras de agua potable y 129 de saneamiento en todo el país. La cartera de obras de la gestión incluye más de 40 plantas de tratamiento, que vienen a duplicar la capacidad de tratamiento del país.
  • Entre las obras grandes se puede señalar el Sistema Matanza Riachuelo, que en 2023 beneficiará a más de 4,3 millones de vecinos del Área Metropolitana de Buenos Aires, con una inversión de 1.200 millones de dólares. Es la obra de agua y cloacas más importante en el AMBA desde 1944.
  • Esta megaobra de infraestructura va a incrementar la capacidad de transporte de los líquidos cloacales, dará mayor seguridad y flexibilidad al sistema y mejorará la calidad del servicio y el saneamiento del Riachuelo, gracias al tratamiento de los efluentes cloacales. El Sistema Riachuelo está integrado por una planta de pretratamiento, estaciones de bombeo, un emisario subfluvial y obras de transporte e intercepción.

Plan Nacional de Red de Agua Potable

  • Sistema Agua Sur. También se está construyendo el Sistema Agua Sur, para asegurar el abastecimiento de agua potable en los partidos de Quilmes, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown, Ezeiza y La Matanza. Las obras contemplan la ampliación de la Planta Potabilizadora General Belgrano, la construcción de un río subterráneo de 23 kilómetros (que facilitará la expansión y mejorará el abastecimiento del servicio), dos estaciones elevadoras y cañerías primarias que transportarán el agua hacia las zonas de demanda. Estas obras beneficiarán a una población aproximada de 2,5 millones de habitantes, con la incorporación de nuevos usuarios y mejorando el servicio de los usuarios actuales.
  • Además, se está ampliando la Planta Depuradora Sudoeste (Aldo Bonzi, partido de La Matanza) y la Planta Depuradora Hurlingham, ambas en la provincia de Buenos Aires, que beneficiarán a 330.000 y 300.000 habitantes respectivamente.

Obras-2

  • En pequeñas localidades que nunca tuvieron acceso a servicios básicos y donde los desechos cloacales se acumulaban en las calles y constituían un riesgo para la salud, las obras modificaron sustancialmente la calidad de vida de los vecinos. Por ejemplo, en la provincia del Chaco, se realizaron las primeras obras de cloaca en localidades que carecían por completo de desagües, como Laguna Limpia y Capitán Solari, que benefician a 7.000 vecinos.
  • Más municipios en AySA. Con el objetivo de cumplir las metas fijadas por el Plan Nacional del Agua para universalizar la provisión de agua potable y saneamiento la empresa AySA comenzó en 2016 la expansión de su área de concesión, con la incorporación gradual de nueve municipios del Área Metropolitana en los que viven 3,2 millones de personas, duplicando así la superficie del área concesionada a 3.300 kilómetros cuadrados.

Obras-1

  • El área de cobertura de AySA incorporó al área de concesión los partidos de Escobar, Malvinas Argentinas, José C. Paz y San Miguel en 2016. En 2017 sumó Moreno, Merlo y Florencio Varela, y Presidente Perón y Pilar en 2018.
  • Prevención de inundaciones. En estos tres años se firmaron 85 convenios para obras en todas las provincias. Terminamos más de 60 obras contra inundaciones en todo el país, muchas de las cuales fueron iniciadas por esta gestión y finalizadas en tiempo récord, como la defensa sur de la ciudad de Concordia, que no padeció nuevas inundaciones desde la inauguración. Hay otras 90 en ejecución y nueve en licitación (por un monto de 30.000 millones de pesos). Se puso en marcha la etapa IV del Plan Maestro del Río Salado, la obra contra inundaciones más importante del país, que beneficiará a cinco provincias y más de un millón de hectáreas productivas.

Obras

  • Restauración de cuencas. Como parte del trabajo con las provincias, el Gobierno avanzó en la constitución y conformación de nuevos comités de cuenca interprovinciales con representantes de las provincias y de la Nación. El Consejo Hídrico Federal se convirtió en una mesa de diálogo entre todas las provincias del país. Los actores involucrados en el manejo del recurso hídrico discuten y acuerdan políticas de Estado. Como ejemplo de ello, en 2016 se constituyeron las comisiones interjurisdiccionales de la Cuenca del Río Carcarañá, de la Laguna La Picasa, de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana, y de la Cuenca del Arroyo Medrano.
  • El eje 4 del Plan del Agua contempla la realización de grandes obras multipropósito para garantizar la provisión de agua potable, riego, generación de energía limpia, turismo y fomento de las economías regionales en lugares donde la escasez de agua es muy significativa. En 2018 se lanzó la licitación para la realización de la represa El Tambolar en la provincia de San Juan y comenzó el proceso licitatorio de Portezuelo del Viento en el sur de la provincia de Mendoza. Ambas represas fueron proyectadas hace más de 40 años y hoy comienzan a hacerse realidad.

ObradeCloacas-1

  • Plan de riego. Se creó el Programa Nacional de Nuevas Áreas de Riego, con el objetivo de dar cuenta del enorme potencial de ampliación de la producción agrícola bajo riego de la Argentina y generar una herramienta de identificación, desarrollo y ejecución de los proyectos concretos identificados.
  • Se identificaron 49 proyectos potenciales en 18 provincias, que pueden ser instrumentados bajo esquemas de financiación público‑ Se priorizaron tres a modo piloto, para los cuales se hizo una evaluación técnica y económica para estudiar su factibilidad en distintos esquemas de financiación público‑privada: Negro Muerto (Rio Negro), Meseta Intermedia (Chubut) y Mari Menuco (Neuquén).
  • Red Hidrológica Nacional. Se puso en marcha la nueva red hidrológica nacional que multiplicará por diez los puntos de medición en tiempo real y, por primera vez, contará con información sobre cantidad y calidad de agua y más de 400 puntos de todo el país.

ObradeCloacas

DESAFÍOS PENDIENTES

  • Una prioridad para el futuro de la gestión es seguir incrementando nuestras capacidades para prevenir inundaciones. Para 2019 se estima tener más de 140 obras finalizadas, más de 100 centros urbanos protegidos y más de tres millones de hectáreas adaptadas.

Otros desafíos pendientes:

  • Continuar la mejora del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos. Ya se instalaron seis y restan 12 más. Están operativos, por ejemplo, los de Mar del Plata y Mercedes (Corrientes) que brindan certezas climáticas a más de 400 kilómetros a la redonda.
  • La licitación de planes directores estratégicos, entre los que se destacan el Plan Director para la Gestión Integrada y Sostenible de los Recursos Hídricos del Noroeste de la Llanura Pampeana y la evaluación de los sistemas estructurales de defensas para el control de crecidas en el Litoral Argentino.
  • La creación de Comités de Cuencas Interjurisdiccionales para trabajar en la gobernanza del recurso hídrico en forma coordinada con las jurisdicciones.
  • Continuar implementando el Plan Nacional de Agua, que, como ya se dijo, tiene como objetivo primario alcanzar la cobertura universal de agua potable y del 75% de saneamiento (redes cloacales y plantas de tratamiento) a nivel nacional.
  • Para alcanzar el objetivo el plan requiere de una inversión total estimada de 22.000 millones de dólares. Se estima que en el periodo 2016‑2019 la inversión conjunta de la Nación y las provincias será de 6.000 millones de dó Para fin de 2019 se estima que la cobertura será de 90% para agua y 65% para cloacas. Si se sostienen los niveles de inversión nacional y provincial se estima que se alcanzará la meta para 2025.

Fuente: Fundación Pensar; Fundación Alem; Coalición Cívica; Cambiemos.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *