ActualidadCiudad de Buenos AiresNación

Peña participó de la conmemoración de la “Noche de los Cristales Rotos”

mp

“Creemos en seguir trabajando juntos, en el espíritu de unir a los argentinos, de transmitir ese mensaje de diálogo interreligioso, de diversidad, de pluralismo y de riqueza”, puntualizó el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, al hablar esta noche en la conmemoración por el 78 aniversario de la denominada “Noche de los Cristales Rotos”.

Peña agradeció a los sobrevivientes y sus familiares del Holocausto que se reunieron en el acto organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación y la Secretaría de derechos Humanos en la Plaza de la Shoá del barrio porteño de Palermo.

“Como decían antes, nos tiene que obligar a una reflexión más profunda, más humana, porque está claro que los valores que nos llevan a esta conmemoración tienen que ver con temas que todos los días vivimos”, remarcó el Jefe de Gabinete.

En ese sentido, subrayó la importancia “de trabajar por la paz, desde el amor, el encuentro, no por diferenciarnos del otro sino por celebrar la diversidad y la unidad en la diversidad, esa complejidad que tenemos los seres humanos y que es tan maravillosa”.

Dijo que esta recordación de uno de los hechos que dio comienzo al Holocausto nazi debe servir para “mirar también desde los ojos de los niños, porque probablemente no hay un niño en el mundo que nazca pensando en hacer el mal a otro”.

“Pero algo nos pasa a veces como sociedad que hace que a través de las pequeñas agresiones verbales, físicas, vamos desarrollando esa capacidad para ir despreciando al otro, para ir dejando de amarlo plenamente como a otro ser humano”, advirtió.

Por ese motivo, remarcó la necesidad de que las sociedades desarrollen “la responsabilidad de la educación en la memoria” y en ese sentido destacó el rol que deben cumplir las escuelas.

“Para nosotros, más allá de reconocer y pensar esta conmemoración de la Nación Argentina, queremos volver a poner, como siempre lo hemos hecho, el valor de la comunidad judía en nuestra comunidad y en nuestra cultura e historia, en lo que implicó e implica en el día en esta diversidad que es nuestra identidad nacional”, afirmó.

“Y como Gobierno nosotros valoramos los símbolos, la historia, la cultura, del pueblo judío”, añadió.

A su vez, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recordó que la Argentina es el único estado latinoamericano que integra la alianza internacional para el estudio y el recuerdo del Holocausto, que precisamente está deliberando en Rumania.

“La recordación de la Shoá es una política de Estado y la Secretaria de Derechos Humanos, el Ministerio de Educación, la Cancillería y la AMIA están presente en esas deliberaciones”, puntualizó.

Dijo que el acto “tiene que ver con un ejercicio de la memoria, que no nos ponga en un lugar congelado del pasado, sino que nos confronte con las preguntas que tenemos que hacemos en el presente para entender justamente nuestros presente y crear nuestro futuro”.

En tanto que el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, remarcó que los argentinos “tenemos dos obligaciones, irrenunciables: la memoria y la que tiene que ver con el presente, con lo que nos divide hoy, con lo que nos podemos dejar que pase hoy, ahora entre nosotros, aquí en la Argentina, en nuestro continente y en el mundo”.

Avruj detalló que durante el primer “pogrom” nazi, ocurrido del 9 al 10 de noviembre de 1938, más de cien judíos fueron asesinados y 30 mil enviados a campos de concentración.

Además, un total de 250 sinagogas fueron incendiadas, saqueadas y destruidas; así como más de 7000 comercios cementerios, escuelas, y centros culturales judíos.

La conmemoración comenzó con una lectura y el encendido de velas, luego Peña saludó a los sobrevivientes del Holocausto, y pronunció un mensaje el  presbítero Pablo Giannetti, responsable de la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

También estuvieron presentes autoridades de la AMIA y la DAIA, asi como los embajadores de Alemania, Bernhard Graf von Waldersee; de Austria, Karin Proidl, y de Israel, Ilán Sztulman, queines saludaron a Sara Russ, una sobreviviente de la Shoá y Madre de Plaza de Mayo.

La denominada Noche de los Cristales Rotos fue uno de los hechos que iniciaron el Holcausto en la Alemania nazi de los años 30 porque fue el primer paso en la persecución sistemática y el asesinato perpetrado a más seis millones de judíos, entre ellos 1.500.000 niños.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *