ActualidadNación

Noticia Política 3D: Video: Hoy: La Argentina se está quedando sin neumáticos

La relación entre las empresas Fate, Pirelli y Bridgestone y el Sindicato del Neumático (SUTNA) está en su peor momento. El Gobierno Nacional evalúa liberar las importaciones.

En el marco de la complicada situación económica que está viviendo la Argentina por la falta de confianza hacia las políticas del Presidente Alberto Fernández y de la Vicepresidente Cristina Kirchner, ahora se le suma la falta de neumáticos que ya impactó en las líneas de producción de las automotrices. La relación entre las empresas Fate, Pirelli y Bridgestone y el Sindicato del Neumático (SUTNA) está en su peor momento.

En este contexto, el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, aseveró que “lo que más nos preocupa es sostener el nivel de actividad de la cadena automotriz”, puntualizó el funcionario nacional, y agregó: “El Gobierno Nacional está dispuesto a tomar todas las medidas a nuestro alcance para garantizarlo. Si no aparece la solución, el Gobierno tiene la voluntad política de liberar las importaciones”, enfatizó José Ignacio de Mendiguren, tras la reunión que mantuvieron junto con el ministro de Economía, Sergio Massa, y el secretario de Comercio, Matías Tombolini, con representantes de la cadena de valor del sector automotriz y directivos de las empresas fabricantes de neumáticos.

En relación a este conflicto, un especialista del sector de los neumáticos afirmó: “Parece difícil creer que el conflicto del sector neumáticos responda a cuestiones salariales. El salario bruto del sector es 45% superior al promedio de la economía formal. Los datos de los últimos 6 meses muestran un salario real 17% mayor con respecto a 2017, mientras que el promedio general está un 10% abajo”.

A su vez, un dato que surge desde los propios trabajadores de las empresas de neumáticos: Se están multiplicando los pedidos de operarios para desafiliarse del sindicato. Es evidente que un conflicto prolongado en el tiempo genera cansancio y hartazgo y además los trabajadores no cobran los días en los que no se produce por las medidas de fuerza.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *