ActualidadLegislativoNación

Marcos Peña expuso ante el Senado sobre los avances logrados en la lucha contra el narcotráfico

MP

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, destacó hoy los avances logrados con la política de Estado que puso en marcha el Gobierno para combatir el narcotráfico y el crimen organizado y  convocó a seguir trabajando en esa dirección para llevar tranquilidad a los argentinos y terminar con el flagelo de «la violencia y la inseguridad».

Peña subrayó que «ya se ven los primeros resultados» de este esfuerzo y señaló que «vamos en la dirección correcta», al tiempo que pidió al Congreso, los gobernadores y la sociedad civil «renovar el compromiso para profundizar esta nueva política».

Afirmó que el objetivo es «frenar al narcotráfico mientras también vamos trabajando en todo el fortalecimiento de la política de prevención y asistencia a las adicciones y de integración social de los sectores más vulnerables».

El Jefe de Gabinete se pronunció en esos términos al hablar esta tarde en el Senado de la Nación, donde expuso un nuevo informe de gestión del Poder Ejecutivo Nacional.

Peña realizó en el comienzo de su exposición, antes de comenzar a responder a las preguntas de los legisladores,  un análisis detallado de la tarea cumplida por el Gobierno en el marco de la  propuesta que lanzó el presidente Mauricio Macri con la iniciativa «Argentina sin Narcotráfico».

Recordó que ese documento fue suscripto por «los poderes  judiciales y legislativos de la Nación y también por los gobernadores», y remarcó que «es un primer paso que se dio para articular políticas en todas las áreas del Estado».

«Sin ello sería imposible llevar adelante la lucha contra este flagelo», afirmó.

El Jefe de Gabinete estuvo acompañado en  la Cámara alta por los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana; de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; de Comunicación Pública, Jorge Grecco, y de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol, y por los titulares del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, y del Plan Belgrano, José Cano.

Peña puso de relieve que con el nuevo esquema se avanzó en la «coordinación operativa» de las fuerzas de seguridad federales y provinciales con el fin de «controlar a lo largo y ancho del país rutas, pasos fronterizos, aguas continentales, ríos navegables, pueblos y ciudades».

Dijo que se creó «un  enfoque dinámico para luchar contra el crimen organizado, priorizando los esfuerzos de seguridad urbana».

Destacó en ese marco la tarea realizada por «la Gendarmería en lo que tiene que ver con la frontera; la Prefectura  con el monitoreo de áreas navegables; la Policía de Seguridad Aeroportuaria en los aeropuertos y la Policía Federal desplegándose como nunca antes en su historia en todo el territorio nacional».

«Esta nueva Policía Federal Argentina está orientada hacia la investigación criminal y el delito complejo y está distribuida en ocho agencias federales regionales distribuidas en todo el país»,  subrayó.

Señaló que «radarizamos  toda la frontera norte de nuestro país» y se dispuso «el despliegue de aviones para intercepción de vuelos ilegales como hemos visto en estos últimos días».

Agregó que también «incorporamos  infraestructura y tecnología en los pasos fronterizos de La Quiaca, Salvador Mazza, Aguas Blancas e Iguazú».

El Jefe de Gabinete indicó luego que, comparando los primeros seis meses de 2017 con igual período del año pasado,  aumentaron un 7 por ciento los niveles de incautación de marihuana, un 130 por ciento los de  cocaína y un 170 por ciento los de drogas sintéticas y semi-sintéticas.

Mencionó, además,  toda la tarea realizada para mejorar la capacitación y la formación de los efectivos de las fuerzas de seguridad y la inversión en tecnología para dotarlos del más moderno equipamiento.

Se refirió también al despliegue de fuerzas federales en zonas de alta complejidad delictiva de la ciudad de Buenos Aires y de las provincias de  Buenos Aires y Santa Fe y destacó particularmente el caso de Rosario, donde se redujeron las tasas de homicidios en un 36 por ciento y de robos calificados en un 42  por ciento.

Por otra parte, el Jefe de Gabinete señaló que a partir de la aplicación de la ley de Flagrancia se acortó notablemente la duración de los procesos judiciales con causas que antes llevaban dos años de ejecución y que ahora se sustancian en 30 días.

«Creemos que este es un cambio absolutamente revolucionario, como habíamos planteado en su momento, porque permite la posibilidad de que se aplique la Justicia en tiempo real y que no se generen los letargos eternos», afirmó.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *