ActualidadNación

El Gobierno coordina acciones con Neuquén para mitigar las consecuencias del temporal de nieve

El Gobierno comenzó a analizar con las autoridades de Neuquén las acciones tendientes a mitigar los efectos de las intensas nevadas registradas días atrás que afectaron a pobladores y turistas de varias localidades de la provincia, en el marco de los operativos de asistencia que coordina el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (SINAGIR).

Los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Transporte, Guillermo Dietrich, mantuvieron una reunión con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y recorrieron las zonas más comprometidas de las localidades de San Martín de los Andes y Villa La Angostura, donde se concentra el mayor despliegue de efectivos de las fuerzas federales y organismos nacionales, provinciales y municipales.

Antes del encuentro mantenido ayer, supervisaron el avance de las obras de emergencia que Vialidad Nacional lleva adelante en la ruta nacional 40 a la altura de Brazo Huemul (kilómetro 2094), lugar en que la semana pasada se produjo el derrumbe.

GD

Allí trabajan cuadrillas para prevenir nuevos desprendimientos y restablecer la circulación entre Villa La Angostura y la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche.

Mientras este acceso siga interrumpido, Prefectura Naval coordina un servicio diario gratuito de catamaranes para conectar, por el lago Nahuel Huapi, a estas importantes localidades turísticas.

En tanto, agentes de Vialidad prosiguen con trabajos nocturnos para permitir durante el día la circulación por el Camino de los Siete Lagos, un tramo de la ruta 40 que une Villa La Angostura y San Martín de los Andes.

Esta vía se habilita a las 9 para vehículos livianos (con asistencia desde Pichi Traful hasta el mirador del Lago Villarino) y a partir de las 12 para camiones (con asistencia en todo el tramo), que deben transitar con extrema precaución y portación obligatoria de cadenas.

El paso internacional Cardenal Samoré se encuentra habilitado de 10 a 17 exclusivamente para vehículos livianos, con extrema precaución y portación obligatoria de cadenas, mientras que Pino Hachado permanece intransitable por acumulación de hielo.

Las operaciones viales son apoyadas por efectivos de Gendarmería que prestan servicio en las rutas junto a personal de Defensa Civil y la policía provincial para facilitar la circulación en las zonas de desvíos.

En tanto, equipos del Ejército continúan desplegadas en las zonas más comprometidas realizando tareas de apoyo a la comunidad como aprovisionamiento de leña, traslado de agentes sanitarios y distribución de agua potable, chapas y alimentos para abastecer a las familias que quedaron en lugares de difícil acceso.

Oficiales y soldados voluntarios de la Brigada de Montaña VI con asiento en Villa La Angostura brindan ayuda para el corte de árboles y la remoción de calles y del tendido eléctrico con cuatro unimogs, dos carros aguateros y otros vehículos provistos por la fuerza.

En la zona de Bahía Manzano -donde cayeron muchos árboles y ramas de gran porte- dos grupos de brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) también colaboran con grupos del Ejército y personal del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), con medios y vehículos especiales, en tareas para despejar las líneas de media y baja tensión.

Otras cuadrillas trabajan en los barrios Villa Correntoso, una zona alta y de caminos sinuosos, y Peumallén.

A cargo de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, el SINAGIR es un mecanismo que articula los recursos de las distintas áreas y organismos nacionales para brindar, en conjunto con las provincias y los municipios, una respuesta integral y más efectiva en todo el país ante situaciones de emergencia.

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *